BSO Jurassic Park, los pelos como escarpias

Imagen de Gregory Rook-green

Imagen de Gregory Rook-green

El neoyorquino John Williams, maestro entre maestros, bien merece un ciclo completo para repasar sus composiciones musicales estrenadas en cine. Jurassic Park, como muchas otras, lleva su firma. El binomio Spielberg-Williams ha sido sinónimo de éxito. En Jurassic Park se agrandó el mito. No es una banda sonora más, es la esencia de lo inimaginable hecha partitura, madera, cuerda y percusión. Música con mayúsculas.

John Williams - Imagen de www.ecartelera.com

John Williams – Imagen de http://www.ecartelera.com

Con motivo del estreno en 3D de Parque Jurásico, escribía esto en el blog:

Ha llovido desde el 93. Jurassik Park conserva parte del encanto. La historia era endiabladamente atractiva, fruto del buen hacer de Michael Crichton. Le llovió el dinero, obviamente. Y con Spielberg en el barco, los nuevos efectos audiovisuales en marcha, Light&Magic apretando y un tema tan sugerente como un parque temático de Dinosaurios con vida, la película arrasó en todo el mundo. Costó casi 100 millones de dólares, recaudó casi 1.000 millones de dólares.

Las colas en las taquillas dieron la vuelta a las manzanas. Y el boca a boca llevó a más y más gente a los cines. ¿Era tan buena? No. El planteamiento y la primera parte sí, sin duda. Recuerdo con fascinación los primeros compases, y la larga mirada al primer dinosaurio que la cámara encuentra en campo abierto con la brillante BSO atronando. Luego, la trama se enreda. Y a los buenos momentos le siguen otros prescindibles. No hablemos de las secuelas que se me irrita el colon. Sí, Parque Jurásico valía el precio de la entrada en una época donde las películas tenían un sabor distinto. Y actuó de bisagra, mal que nos pese, entre el añorado cine de nuestra infancia y los videoclips que tratan de hacer pasar por películas.

Hoy, la película pasa a un segundo plano. Importa la magia. la evocación de aquello que no tocas ni ves pero sientes como real. Unos acordes bastan para transportarnos a una isla costarricense donde los dinosaurios caminan sobre la tierra de nuevo, donde lo imposible se funde con lo posible, donde la historia de unos mosquitos conservados en ámbar que permite clonar seres extinguidos hace millones de años es verosímil, donde el ciego puede ver y el incrédulo creerá, Jurassic Park vive gracias a Williams más allá de las pantallas de cine.

Theme from Jurassic Park, compuesta por John Williams – Pista 2 (tema principal):

 

Journey to the Island, compuesta por John Williams – Pista 4:

 

T-Rex rescue & Finale, compuesta por John Williams – Pista 15:

 

 

Roberto Prada

Anuncios

Acerca de Roberto Prada

Periodista en ciernes. Soñador reflexivo, pensador a tiempo completo. Me gusta el cine. Escribo acerca del bien y del mal lo mejor que sé. Divulgo, comparto y opino. No soy buen tipo, no intento serlo. Gracias por compartir experiencias conmigo.
Esta entrada fue publicada en BSO de cine y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario, me interesa conocer tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s