Cartelera, 12 julio. Niños grandes y asustados

Cartel de Niños grandes 2. Imagen propiedad de Sony Pictures Releasing de España

Cartel de Niños grandes 2. Imagen propiedad de Sony Pictures Releasing de España

Niños grandes 2. Título original: Grown ups 2 (Dirigida por Dennis Dugan. Comedia con Adam Sandler, Chris Rock, Kevin James, David Spade, Salma Hayek y Shaquille O’Neal):  Lenny se ha trasladado con su familia a la pequeña ciudad donde tanto él como sus amigos se criaron. En esta ocasión, los adultos serán quienes reciban toda una lección de sus propios hijos en un día que estará lleno de sorpresas.

Secuela de Niños grandes. ¿Por qué? Esto sería lo primero que deberíamos plantearnos. ¿Por qué ir a verla? ¿Por qué los productores han decidido hacer una secuela? ¿Por qué los actores no se han negado a participar en ella? ¿Por qué las distribuidoras admiten en su circuito este proyecto?

Difícil contestar a estas preguntas. ¿Seguro? Con la palabra “dinero”, me temo, podríamos contestar a unas cuantas. “Profesionalidad” no encaja. Buen gusto, tampoco. ¿”Demanda”? No lo creo. Sí, dinero es una de esas palabras que gustan a todo el mundo; más si cabe a banqueros, políticos y cineastas hollywoodienses. La primera versión tuvo un coste de 80 millones de euros, generó algo más de 270. ¿Veis el símbolo del dólar parpadeando? Inexplicable auge para un trabajo pobre a mi entender. No me gustó la primera, no veré la segunda. Y es de entender que mi opinión esté polarizada bajo este recelo o disgusto de espectador que se siente estafado.

Un grupo de viejos amigos persigue los sueños de su infancia. Han pasado los años pero sueñan con alcanzar algo que ya saben inalcanzable: la inocencia de quien todo lo descubre y aún conserva ideales, ilusiones y esperanzas en el futuro. Y la vida no les ha ido mal, no. Pero uno entiende y asume que lo que soñaba no es precisamente lo que tiene. Es hacia esa esperanza vaga a la que se encaminan, acompañados de sus familias actuales. Hijos que están en esa misma fase de despreocupación, donde los padres son una red de seguridad que todo lo ampara. Aprender de la vida y de las miserias, también de las bondades. Aprender de uno mismo y enfrentar el paso del tiempo. Reconocer, con humor, que no hay vuelta atrás y que lo vivido es una experiencia sobre la que edificar el futuro. Eso debería prometer Niños grandes y su secuela. No es así. Gags extraídos de las películas de Eddie Murphy, un poco de animalitis, personajes estereotipados de teleseries (sirvan Los Serrano como ejemplo), coctelera, un par de escenas noñas y otra sandez veraniega con la que expoliar a los incautos.

Cartel de El hipnotista. Imagen propiedad de eOne Films Spain

Cartel de El hipnotista. Imagen propiedad de eOne Films Spain

El hipnotista. Título original: Hypnotisören (Dirigida por Lasse Hallström. Thriller con Tobias Zilliacus, Mikael Presbrandt y Lena Olin): El salvaje asesinato de una familia en su casa de Estocolmo pone en marcha una investigación policial. La falta de pistas hace que el comisario Joona solicite la ayuda del famoso hipnotizador Erik Maria Bark, para interrogar al único superviviente: un chico de 15 años, que se encuentra en estado de shock. La investigación toma un cariz inesperado cuando el hijo de Bark es secuestrado.

Adaptación de la novela negra de Lars Kepler (que no he leído, ¿por suerte?). La película no pasa de producción de sobremesa con tintes más siniestros. Ahí debe residir la fuerza del producto, en lo que se insinúa pero no se ve. Seamos francos, un argumento centrado en un asesinato y un hipnotista como principal recurso se queda cojo. Les honra ese halo de misterio que, en caso de no existir, transformaría la cinta en un nuevo caso para el Superagente 86.

Lo que me preocupa es que la cinta dura 120 minutos. Con un guion pobre, en esencia, y todo el circo cinematográfico girando en torno a silencios, golpes de música, giros de cámara y atmósfera claustrofóbica se corre el riesgo de tostón infumable. Calificativo que la crítica internacional no emplea, cierto, aunque no muestre aprecio al trabajo de Hallström en su vuelta a Suecia.

“Decepcionante y repetitiva rebanada de cine negro nórdico”, Neil Young.

Cartel de The east. Imagen propiedad de Hispano Fox films

Cartel de The east. Imagen propiedad de Hispano Fox films

The east. (Dirigida por Zal Batmanglij. Thriller con Brit Marling, Alexander Skarsgård, Ellen Page y  Patricia Clarkson): Sarah Moss, empleada brillante de una poderosa compañía, debe cumplir una misión: infiltrarse en un grupo anarquista de ecologistas radicales que están creando problemas a algunas empresas. Lo malo es que el jefe de la banda se enamora de ella.

¿Anonimus, sois vosotros? Inquietante historia, innegable. El paso adelante de esos que todo lo controlan frente a esos otros que todo lo manipulan. ¿Quiénes son los malos? O, al menos, ¿quiénes son los más malos? En el cruce de la línea entre lo legal y lo ilegal no todos son iguales. La moral y las convicciones, incluso las circunstancias si nos ponemos quisquillosos, juegan su papel antes de evaluar y definir. Tenemos tendencia a clasificarlo todo en bueno y malo. Leía hace poco una supuesta carta de Abraham Lincoln dirigida a un supuesto profesor de escuela, y reivindicaba Lincoln la importancia de hacer ver a los jóvenes que en cada héroe hay un villano y en cada villano puede esconderse una buena persona. Dejando a un lado la autoría, habría que recoger esta reflexión. Llevado al cine, Nolan mostró al héroe-villano Batman en El caballero oscuro con gran solvencia. Sin embargo, hay que tener cuidado en el uso del término porque las mayores mentiras son aquellas que terminamos por creernos. Esos que tienen el poder para decidir sobre la economía de países, poder para derrocar presidentes y nombrar ministros, capacidad para aumentar la deuda de una población que vive ajena a lo que se cuece en salones vestidos con alfombras y adornados con cuadros de hombres que vivieron en la pobreza la mayor parte de sus vidas; esos hombres todopoderosos y mortales, ¿hacen lo que hacen por el bien común o por lo que estiman el bien común? Metafísica al margen, la historia está plagada de visionarios tratados como héroes olvidando sus carnicerías.

Aquí tenemos una vuelta de tuerca a este juego de la mano del realizador Zal Batmanglij que repite tándem con la guionista (y actriz) Brit Marling tras su debut en Sound on my voice (2011).

Batmanglij y Marling /NIKKI KAHN/TWP

Batmanglij y Marling /NIKKI KAHN/TWP

“Te vas de The East con hambre de saber más. Para Batmanglij y Marling cuenta como misión cumplida; para el público resulta una película que importa, algo raro hoy en día”, Peter Travers. “Un buen reparto y el tema del eco-terrorismo deberían haber dado una película con más sustancia que el soso, parlanchín y sin sentido thriller de espionaje The East“, Rex Reed.

Cartel de The purge: la noche de las bestias. Imagen propiedad de Universal Pictures International Spain

Cartel de The purge: la noche de las bestias. Imagen propiedad de Universal Pictures International Spain

The purge: la noche de las bestias. Título original: The purge (Dirigida por James DeMonaco. Ciencia ficción con Ethan Hawke, Lena Headey, Max Burkholder y Adelaide Kane): En un mundo sin delincuencia y pleno empleo, algo se esconde. Las reglas del juego de la sociedad ideal se definen por una noche cruel plagada de crímenes interminables sin preguntas ni porqués. Una familia se enfrentará a la noche más atroz de sus vidas al dar asilo a un visitante inesperado.

Ciencia ficción según la productora, Terror psicológico según los patrones establecidos. En cualquier caso, ¿soy el único que ve en esta cinta una Habitación del pánico en versión macabra? Hace mucho tiempo visioné cierta producción de serie B que ha dado mucho juego. Érase que se era un bonito pueblo americano, porque todo lo malo sucede en la América profunda, en el que sus gentes eran felices y amables, y vivían en paz y armonía. Un desconocido, siguiendo la última voluntad de su padre fallecido, se instala en la localidad para encontrar la tumba de su madre olvidada y dar descanso a las cenizas de su padre. Algo que le producirá no pocos quebraderos de cabeza, al tiempo que descubrirá con desazón la siniestra causa del buenrollismo reinante. Una vez al año, la armónica población tiene a bien reunirse en un lugar en concreto, introducir su nombre en una urna y escoger a un candidato a hacer mutis por el foro… a pedradas. Lapidación sin remisión. Y así quedaba el visitante patidifuso y presto a salir por piernas rescatando a una damisela de turno que le había hecho tilín, aunque…

El último deseo (The Lottery) - Imagen de Abandomoviez

El último deseo (The Lottery) – Imagen de Abandomoviez

No me cabe duda de que Suzanne Collins, autora de la trilogía Los juegos del hambre, nunca tuvo ocasión de ver está película; y desde luego no le sirivió de inspiración. Como tampoco creo que haya servido a James DeMonaco en esta ocasión para filmar The Purge. Y, para colmo de casualidades, resulta que El último deseo es un remake de The Lottery (1951), con un argumento (casi) calcado y que puede, además de verse, escucharse -en inglés-.

Cuando no necesitas ver una película para hablar largo y tendido sobre ella, malo.

“Los sustos ruidosos y la previsibilidad hacen de la película algo aburrida”, Leslie Felperin. “Lo que debería ser un frío ejercicio de claustrofobia y tensión mareante se convierte en un débil compendio de tácticas para dar miedo que resultan demasiado familiares”, Neil Young. “DeMonaco muestra una mano segura a la hora de crear tensión, lástima que la cinta se convierta en una serie de clichés de las intrusiones en casas”,  Peter Travers.

Cartel de Perdidos en la nieve. Imagen propiedad de Golem

Cartel de Perdidos en la nieve. Imagen propiedad de Golem

Perdidos en la nieve. Título original: Into the white (Dirigida por Petter Naess. Cine bélico basado en hechos reales con Florian Lukas, Rupert Grint, David Kross, Stig Henrik Hoff y Lachlan Nieboer): Noruega, 27 de abril de 1940; en plena Segunda Guerra Mundial. Varios pilotos enemigos terminan en el frío y desolado desierto helado de Noruega. Allí tendrán que dejar atrás sus diferencias y colaborar para conseguir salvar la vida. Una experiencia que puede hacer surgir la amistad o acabar con ellos para siempre.

Defenestrada por la crítica, apreciada por los espectadores. Una película sin pretensiones que reúne un escenario creíble y a un grupo actoral capacitado para sobrellevar la acción y hacernos creer que su situación es real, dramática y plausible porque la guerra se resume en hombres y mujeres enfrentados por la patria, un concepto alejado en tiempo y espacio del terrible derramamiento de sangre.

Al precio que está el cine no tiene cabida en las multisalas. Pero merece un visionado con la tranquilidad del hogar.

Cartel de Sola contigo. Imagen propiedad de Splendor Films

Cartel de Sola contigo. Imagen propiedad de Splendor Films

Sola contigo. (Dirigida por Alberto Lecchi. Thriller con Ariadna Gil y Leonardo Sbaraglia): María pierde la custodia de sus hijas. Y decide trasladarse a Argentina, país de su ex marido, para no perder el contacto. En su nuevo hogar se enfrentará a un acosador que quiere poner fin a su vida.

Desafortunado tráiler que muestra en lugar de sugerir. La película es interesante si tenemos en cuenta los medios con los que cuenta el equipo de dirección. Se descuelga del grandilocuente cine de la industria norteamericana. No obstante, vuelve a poner de relevancia a la factoría argentina que tiende a crear productos exportables y agradables de ver, incluso tratándose de un thriller como es el caso.

Cartel de Carne de perro. Imagen propiedad de Bf distribución

Cartel de Carne de perro. Imagen propiedad de Bf distribución

Carne de perro. (Dirigida por Fernando Guzzoni. Drama con Alejandro Goic): Alejandro, un hombre de 55 años solitario, frágil e impredecible, vive atormentado por su misterioso pasado. Su percepción distorsionada de la realidad le impide encontrar una salida, una nueva identidad. Se trata de la historia de un torturador de la dictadura de Pinochet que intenta darle un nuevo sentido a su existencia.

La crítica coincide en algo: claustrofóbica experiencia visual. Es un trabajo de elipsis, pausas y silencios. Y de mucha carga tras los (excesivos) primeros planos. Ritmo lento, lento, lento y desapacible. Aquel que carezca de paciencia y no esté dispuesto a entrar en el juego que Guzzoni sugiere abandonará la proyección antes del “Fin”. De digestión lenta, podríamos decir, incluso pesada; una película aburrida en definitiva.

Cartel de La cámara lúcida. Imagen propiedad de Anareia films

Cartel de La cámara lúcida. Imagen propiedad de Anareia films

La cámara lúcida. (Dirigida por Carlos Cañeque. Documental con Santiago Carrillo, Elena Ochoa, Fernando Savater y Román Gubern): Un individuo que vive con una muñeca hinchable y dos chihuahuas ha comenzado a dirigir su primera película, un documental sobre la vida y la muerte. Su vecino es un catedrático de historia del arte que le molesta todo el día tocando el piano y gritando sus telefónicas conspiraciones académicas. El documental avanza con apariciones, entre otros, de Santiago Carrillo, Elena Ochoa, Fernando Savater y Román Gubern, al tiempo que aparecen personajes de ficción interpretados por Cañeque, como el aficionado al fútbol que habla de teología, el profesor de literatura que está convencido de que el personaje del Quijote está basado en Jesús de Nazaret, el Dios de Santo Tomás de Aquino que se siente solo o el corresponsal de televisión en Cannes que deja por los suelos “La cámara lúcida”. Desconcertado por la confluencia entre realidad y ficción, el director pide consejo al mismísimo Berlanga…

Segundo largometraje de Carlos Cañeque (Barcelona 1957), profesor titular de teoría política en la universidad Autónoma de Barcelona, escritor (Premio Nadal 1997 por la novela Quién) y ensayista.

Roberto Prada

Anuncios

Acerca de Roberto Prada

Periodista en ciernes. Soñador reflexivo, pensador a tiempo completo. Me gusta el cine. Escribo acerca del bien y del mal lo mejor que sé. Divulgo, comparto y opino. No soy buen tipo, no intento serlo. Gracias por compartir experiencias conmigo.
Esta entrada fue publicada en Cartelera y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario, me interesa conocer tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s