BSO Amélie

Carátula de la BSO de Amélie

Carátula de la BSO de Amélie

¿Se puede degustar una banda sonora sin haber presenciado la película que viste? La lógica impondría un no rotundo, si la lógica tuviese cabida en el mundo del celuloide. Para quienes disfrutamos del extraño microcosmos que componen las bandas sonoras de cine poco importan las imágenes si la esencia musical es capaz de dibujar escenas en nuestra mente. Una partitura interpretada con maestría es capaz de erigir castillos en el aire, de trasladarnos fuera de nosotros mismos y de impregnar nuestra sinrazón de estigmas que no podemos tocar pero sí sentir. La música estimula los sentidos, la magia es capaz de trascender la gran pantalla si somos capaces de dejarnos seducir… y si la capacidad de seducción existe, claro.

Amèlie sobre lienzo - Miren Ercibengoa Ochoa (Irún, 1985)

Amélie sobre lienzo – Miren Ercibengoa Ochoa (Irún, 1985)

‘Amélie’ (Le fabuleux destin d’Amélie Pulain) es una de esas películas del otro cine que crecen con el boca-a-boca. Y así explotan la cartelera, las ventas y la porción del pastel que les corresponde. Debo ser uno de esos seres extraños que todavía se muestran reacios a romper el encanto y afrontar la obra de Jean-Pierre Jeunet. El encanto, sí. El encantamiento que construyen las palabras de quienes aseguran una experiencia maravillosa en sus 122 minutos de duración. Por eso evito dejarme seducir por Audrey Tatou y mantengo bajada la barrera; y no sumo mis euros a los más de 173 millones que ha recaudado la cinta francesa que se rodó con un presupuesto de poco más de 11.

Dibujo Vectorial de Amèlie - Danilo Cruz Acosta

Dibujo Vectorial de Amélie – Danilo Cruz Acosta

No se debe negar tres veces por miedo al fracaso, no se debería negar ni una sola vez en tal faceta; pero somos humanos. Nacemos para errar y levantarnos. Así que sin Jeunet y sin Tatou, tuve que plegar velas ante Yann Tiersen. El músico y compositor francés sorprende con una construcción endiabladamente emotiva -permitidme el gerundio y la alegoría demoníaca-. Veinte temas dominados por el vals y la música de acordeón. ¿Os imagináis una película con tintes parisinos sin un acordeón escondido? Aceptad el reto: buscad una sola película que cruce sus escenas con la capital francesa y rehuya el efecto acordeón. Y luego citadla en el blog.

Claro que Tiersen no se queda en la frontera del tópico.

La primera de las canciones de la BSO, J’y Suis Jamais Allé, sirve de aperitivo para acostumbrar el paladar al espectáculo que nos prepara Tiersen. Apenas un minuto y medio con ritmo, base y melodía para abrir boca, un toque breve de genialidad.

Les jours Tristes, La Valse d’Amelie y Comtine d’un autre été: L’après midi culminan en La Noyée. Una joya para despejar la mente y, simplemente, escuchar.

Partitura de La Valse d'Amélie Poulin

Partitura de La Valse d’Amélie Poulin

La Valse d'Amélie

La Valse d’Amélie

El trabajo de Tiersen le brindó el reconocimiento de la Academia francesa de cine, con el César a la mejor BSO en 2001, y el reconocimiento del público en general. Una carta de presentación que expuso de nuevo en Goog bye Lenin!, aunque sin tanto acierto.

Carátula de la BSO de Good bye Lenin!

Carátula de la BSO de Good bye Lenin!

Es imposible no encontrar un parecido entre la música que Tiersen teje para acompañar en su aventura a Amélie y el fondo musical empleado por el Cirque du Soleil en sus espectáculos, quizá por ello resuene la fantasía circense con cada acorde. Buscado, pretendido o improvisado, este efecto agranda más si cabe la capacidad de evocar del conjunto.

  1. “J’y suis jamais allé” – 1′ 32”
  2. “Les jours tristes” (Instrumental) – 3′ 03”
  3. “La valse d’Amélie” (Versión original) – 2′ 15”
  4. “Comptine d’un autre été: L’Après-midi” – 2′ 18”
  5. “La noyée” – 2′ 03”
  6. “L’autre valse d’Amélie” – 1′ 33”
  7. “Guilty” – 3′ 13”
  8. “À quai” – 3′ 32”
  9. “Le moulin” – 4′ 27”
  10. “Pas si simple” – 1′ 52”
  11. “La valse d’Amélie” (Versión orquestal) – 2′ 00”
  12. “La valse des vieux os” – 2′ 20”
  13. “La dispute” – 4′ 15”
  14. “Si tu n’étais pas là ” (Fréhel) – 3′ 27”
  15. “Soir de fête” – 2′ 55”
  16. “La redécouverte” – 1′ 13”
  17. “Sur le fil” – 4′ 23”
  18. “Le banquet” – 1:31
  19. “La valse d’Amélie” (Versión piano) – 2′ 38”
  20. “La valse des monstres” – 3′ 39”

Jean-Pierre Jeunet hizo Amélie para ser vista, Yann Tiersen para ser imaginada. En una película que habla de la fuerza de los sueños y de la imaginación, me quedo con Tiersen.

yann-tiersen

Amelie3 - Noelia Art

Amelie3 – Noelia Art

Roberto Prada

Anuncios

Acerca de Roberto Prada

Periodista en ciernes. Soñador reflexivo, pensador a tiempo completo. Me gusta el cine. Escribo acerca del bien y del mal lo mejor que sé. Divulgo, comparto y opino. No soy buen tipo, no intento serlo. Gracias por compartir experiencias conmigo.
Esta entrada fue publicada en BSO de cine y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario, me interesa conocer tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s