The Prototype, presente y futuro

Fotograma de The Prototype. Imagen propiedad de Bandito Bros

“Segundas partes nunca fueron buenas, dicen, pero estas palabras o el significado de lo que encierran no llegan a los directivos de la industria del cine americano. De un tiempo a esta parte, asistimos atónitos a segundas, terceras y cuartas partes de películas o pseudopelículas que en la mayoría de los casos nos hacen plantearnos cómo consiguieron sobrevivir a la primera versión. Contestaba Sigourney Weaver en una entrevista, cuando le preguntaban por la posibilidad de participar en Avatar 2 y los Cazafantasmas 3 que “si las hacemos nos lo pasaremos muy bien, si no con las otras dos es suficiente”. Es suficiente. Ojalá todo fuera tan sencillo o tan lógico. Sigourney, a diferencia de otros, entiende que hay recuerdos que es mejor no estropear con el uso o el abuso. Sirva como ejemplo la saga Alien. Pero Alien no fue la primera ni será la última. Escuchad los estrenos que están por llegar: Bitelchús (secuela), Los Mosqueteros en 3D, Los Inmortales, El Cuervo, El equipo A (no la segunda parte sino otra adaptación), Tras el corazón verde, Blade Runner (que no se sabe si precuela, secuela o remake), La Cosa, El gran Gatsbi, Robocop, Wild Wild West, Dirty dancing, Desafío Total, Superman (nueva versión y van 3), El precio del Poder (donde solo se va a respetar al personaje de Tony Montana), Spiderman (nueva versión desde cero), y quién sabe cuántas más…

¿Tan mal están los guionistas en Hollywood que no son capaces de encontrar una historia nueva? ¿Tan mal estamos los espectadores que no somos capaces de vivir sin encontrar a los mismos personajes en el cine? ¿Necesitábamos un nuevo Conan, un nuevo Karate Kid, un nuevo John Connor?

En días donde el cine cuesta 7€, la novedad debería ser exigencia”.

Lo escribí hace un año. Es curioso que cada palabra se sustente por sí sola. No hay artificio, no hemos evolucionado nada. Estamos donde estábamos, bueno, ni eso. Estamos peor. Adaptarnos es nuestro destino: adaptarnos, callar, asentir, mendigar… La evolución no pasa por su mejor momento o tal vez sí y en su lógica figure poner punto y aparte a la escoria del planeta, ¿a qué punto vamos a llegar?

Tendría que estar hablando de cine, cierto. Bandito Brothers, productora cinematográfica en pañales, ha alumbrado su segundo trabajo: The Prototype. El primero, Acto de valor, ensalza las bondades del ejército estadounidense hasta cotas sonrojantes… y peca de producción insulsa, ridícula e inconexa. Ante semenjantes epítetos no dudo de vuestra ansiedad creciente por haceros con una copia de Acto de valor para visionar en la quietud de una madrugada insomne… y eso mismo será un acto de valor, no me vengáis con lloros. Sin embargo, The Prototype tiene tres aspectos reseñables que, en conjunto, merecen una entrada en el cineblog.

  • Primero, está protagonizada por Joseph Mawle (el tío Benjen en Juego de Tronos); al fin sabemos qué ha sido de él. Chiste fácil, lo admito.
  • Segundo, la película ha costado la friolera de 40 millones de dólares, dicen, y no tiene distribuidora. Voy a detenerme en este punto. Bandito Bros, al contrario que el resto de productoras diminutas, ha asumido los costes de un filme que espera colocar a un comprador compulsivo (véase Warner Bros, Tripictures, etc). Tiene miga jugarse el tipo con un proyecto que las voces internáuticas han calificado de ‘Serie B’. Si la jugada sale mal, adiós Bandito.
  • Tercero, el argumento no es un remake. Y esto, como dice un amigo, hace que se me caigan las lágrimas. Es típico, sí: prototipo experimental de combate huye de sus creadores (el gobierno a poder ser) y, al tiempo que es perseguido sin descanso por un militar (exmilitar, posible militar, hombre con pinta de militar) sin escrúpulos, descubre, ¡oh, maravilla! un buen puñado de habilidades con las que hacer el bien, mantenerse a salvo y poner en jaque a sus captores. Esto puede aderezarse con una pizca de flashbacks que recuperen pasajes perdidos de una historia personal teñida de drama (si es que una historia personal puede huir del drama). Alguno de vosotros dirá: “vale, la he visto, es Robocop”. Se parece pero no es. Tendremos tiempo de hartarnos de Robocop, del nuevo Robocop (con Michael Keaton en el papel de presidente de Omnicorp). Anticipo, sin saber mucho del proyecto, que será una trilogía. Y a propósito de las trilogías, ¿tal vez Hollywood hace las películas en paquetes de tres elementos porque no sabe cómo calificar grupos de cuatro, cinco y seis elementos? ¿Tetralogía, Pentalogía, Hexalogía, Heptalogía, Octología, Nonalogía? Todo es ponerse.

Andrew Will, guionista y productor de la serie Homeland, asume el reto de la dirección y de la escritura del guion de The Prototype. La fecha de estreno no está decidida, antes tiene que aparecer el distribuidor y dar el visto bueno a la historia, en fase de post-producción. 2013 es el reto fijado por Bandito, les queda trabajo por delante. Aunque, reconozcámoslo, han sido inteligentes filtrando el tráiler en la red. “Internet -como dijo Álex de la Iglesia en su discurso de Los Goya 2010-, no es el futuro de esta industria, es el presente”. Gracias a la red de redes hemos sabido de la existencia de The Prototype y, si sois amantes de la ciencia ficción como yo, ahora ansiamos ver esta cinta con toques sutilmente diferentes de los patrones que marca Hollywood.

Fotograma de The Prototype. Imagen propiedad de Bandito Brothers

Y sí, no es solo cosa vuestra: el humanoide es un híbrido de Abe (Hellboy) y de Nueve (Número 9). Cuando no se dejan llevar los guionistas, lo hacen los creativos. Nos pongamos como nos pongamos, recibimos.

Fotograma de Hellboy. Imagen propiedad de Revolution Studios

Fotograma de Número 9. Imagen propiedad de Universal Pictures

La ciencia ficción posee las llaves del reino: dejad trabajar a un guionista, dejadle ser creativo, alimentad su capacidad y nos traerá algo sorprendente. El tiempo confirmará a The Prototype como película de gran sala o de sobremesa.

Roberto Prada

Acerca de Roberto Prada

Periodista en ciernes. Soñador reflexivo, pensador a tiempo completo. Me gusta el cine. Escribo acerca del bien y del mal lo mejor que sé. Divulgo, comparto y opino. No soy buen tipo, no intento serlo. Gracias por compartir experiencias conmigo.
Esta entrada fue publicada en El cine que viene y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a The Prototype, presente y futuro

  1. Pues el tráiler me dice bien poco de la peli. Me gustó más el de la peli del tal Tinieblas que nunca veremos. Y me asaltan dos preguntas ¿quien es el loco que les ha prestado los 40 kilos? y ¿En qué se lo han gastado? Porque parece barata por lo que se ve.

    Me tienen que vender mejor esto para que vaya pagar por ver una versión seria de cortocircuito.

    • Coincido contigo en la observación presupuestaria. 40 millones son muchos, los actores no son primeros espadas y los efectos no deslumbran. ¿Dónde está el dinero? Salvo que haya más en la sombra, la película se desarrolla en una ciudad, de edificio en edificio y sin grandes lujos. Tiene más pinta de 15 millones que de 40.

  2. Oscar aka Chicho dijo:

    Pues me da a mi que la productora se va a ir al carajo…

  3. Edith dijo:

    Yo la historia no la termino de ver.
    Voto por película de sobremesa o de esas para ver a las 3 de la mañana.

Deja un comentario, me interesa conocer tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s