Gasset y Garrido, malos para el negocio

Antonio Gasset

Érase una vez en un lugar llamado La 2… Dicen que la cultura pulula entre los canales de televisión y asoma, de tanto en cuando, desde La 2 de RTVE. Dicen, y son tantas cosas las que dicen…

Cultura es una palabra muy grande, a ciertos elementos sociales les cuesta un mundo pronunciar tamañas sílabas. Mundo también es una palabra grande, lo sé. La grandilocuencia de la lengua lleva al hombre a errar, errar forma parte de nuestra naturaleza y en la naturaleza encontramos la mitad de verdades que nos empeñamos en matar. Es complicado. Matar no es complicado. Sucede a diario. El hombre inventa y esos inventos los utiliza contra el hombre. El cine nos muestra nuestra capacidad de crear y de destruir. La mayor parte de historias que vemos, hablan de muerte -es nuestro fin- y de destrucción -está en nuestra naturaleza-. Vivimos para crear formas de destruirnos y alcanzar nuestro fin último, la muerte. Pero no es del todo cierto. En nuestra naturaleza está la perpetuación. No diría de la raza aunque es una palabra que vive anidada a perpetuación. Álex Grijelmo explica en La seducción de las palabras el nexo existente entre ciertos conceptos; “unidos como cerezas”, dice. Esta asociación funciona en nuestro cerebro como seres -supuestamente- inteligentes que somos. Y funciona en múltiples direcciones. Reproducimos, evocamos, soñamos… Y muchas más cosas que nos permiten sentirnos realizados o casi. Asociamos. Trabajo por mi futuro, creo mi futuro, creo en mi futuro: soy feliz. La búsqueda del resorte automático es una constante entre los personajes de la vida pública. Si hablamos de Gasset, recordamos su pasado por Días de cine, pero asociamos su nombre a Ortega (algunos) y a las pausas publicitarias (otros).

Propiedad de RTVE

El genio de la entradilla trabajó en Días de cine durante trece años. Si repaso los últimos trece años de mi vida me doy cuenta de que han pasado muchas cosas, muchas de ellas no me han gustado (y siguen sin gustarme); pero entiendo que si estoy aquí (y ahora) es debido a esa experiencia sumada con los acontecimientos y con los años. Vivimos en una sociedad que considera la experiencia como una parte importante y a la vez prescindible. Es jodido esto. Si repasamos las ofertas de trabajo, en la mayoría de ellas exigen amplia experiencia en el sector pero a las personas que pasan de cuarenta no quieren ni verlas… son demasiado mayores. Cierto que edad y experiencia no van ligadas, ni siquiera edad e inteligencia. Vivencias, sí; sabiduría del día a día, también. Inteligencia, no. La inteligencia se trabaja, si hay genialidad de por medio el trabajo se dulcifica. Tras trece años en su puesto, Gasset fue depuesto por su empresa. Era mayor, sobraba, podía disfrutar de una buena pensión. Muchos aceptaron salir de la pública sin hacer ruido. Había que hacer hueco a las nuevas generaciones. ¿Seguro? Todavía espero la vuelta de Gasset a televisión, en cuerpo o en alma. Anhelo su estilo ácido, su voluntad transgresora, sus ganas de tocar lo que no suena. ¿Dónde están los imitadores cuando se les necesita? Están en la calle, despedidos. Gasset, un genio; Garrido, otro.

Toni Garrido

Garrido poco tiene que ver con el cine, quizás su vida sea de película. Él diría que no, me temo; él que ha demostrado humildad en el medio público. La exposición a los medios genera vanidad. Hay excepciones, claro. Suelen terminar con sus huesos en la calle. ¿Informadores de calle?, no: informadores sin trabajo, sin permiso para informar. “Quizá esto que les cuento no es bueno para el negocio, pero es bueno para usted”, recitaba Garrido. Error. El negocio es lo primero. A este mundo de los medios de comunicación se viene a levantar pasiones, a ser el medio, a ser un eslabón de la cadena, a servir a fin de cuentas. A servir a quien paga. Tengamos claro algo, todos servimos de una manera u otra, y servimos a alguien lo reconozcamos o no. Esta asociación trabajo-servicio no es común, la habitual sería trabajo-dignidad o trabajo-recompensa. El lenguaje es perverso, los cargos más. Cuando olvidas a quien sirves, te buscan un servicio a tu medida. ¿Un trabajador del medio público a quién sirve? Garrido lo tenía claro, se equivocó.

Cuando la publicidad marca los plazos, los anunciantes tienen el control de las palabras, de las ideas y de los pensamientos. Cuando la publicidad no está presente, ¿quién paga? El patrón es el amo, el amo quiere siervos, los siervos sirven y no preguntan, y si dejan de servir…

A Gasset, genio de la pausa publicitaria, le prejubiló un gobierno socialista; a Garrido, defensor de llamar a las cosas por su nombre, le ha depuesto un gobierno popular. No me preocupa hacer apología de la política (buena, mala, vergonzosa o aberrante); me preocupa no hacer apología de la cultura. Es fácil deponer a aquellos que abogan por la inteligencia de quien escucha, lo difícil es vivir rodeado de gente que piensa, que piensa en mayúsculas.

Salvo un documento de la historia de la radio española antes de poner los pies en el suelo y buscar ese amo al que he de servir sin rechistar. 06/10/2011: Entrevista de Toni Garrido a Antonio Gasset en Asuntos Propios, programa de RNE, con motivo del vigésimo aniversario de Días de cine.

Roberto Prada

Anuncios

Acerca de Roberto Prada

Periodista en ciernes. Soñador reflexivo, pensador a tiempo completo. Me gusta el cine. Escribo acerca del bien y del mal lo mejor que sé. Divulgo, comparto y opino. No soy buen tipo, no intento serlo. Gracias por compartir experiencias conmigo.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones al azar y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario, me interesa conocer tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s