BSO ‘Watchmen’

Carátula de la BSO de Watchmen. Propiedad de Reprise Records (Warner Bros. Records)

“Blake lo entendía. Se lo tomaba como si fuera un chiste, pero lo entendía. Veía las grietas en la sociedad, veía cómo los hombrecitos enmascarados intentaban que no se hicieran más grandes… Contempló el verdadero rostro del siglo XX y optó por convertirse en un reflejo, en una parodia de él. Nadie más entendió el chiste. Por eso se encontraba tan solo. Esto me recuerda a un chiste: Un hombre va al médico. Le cuenta que está deprimido. Le dice que la vida le parece dura y cruel. Dice que se siente muy solo en este mundo lleno de amenazas donde lo que nos espera es vago e incierto. El doctor le responde: «El tratamiento es sencillo. El gran payaso Pagliacci se encuentra esta noche en la ciudad. Vaya a verlo. Eso lo animará». El hombre se echa a llorar. Y dice: «Pero, doctor… yo soy Pagliacci». Es un buen chiste. Todo el mundo se ríe, suena un redoble y cae el telón”

Extracto de la película Watchmen. Propiedad de Warner Bros. Pictures

Y sin embargo aquí estamos, hablando de una BSO. No una más. La calidad musical que acompaña cada uno de los fotogramas se palpa sin darle al play de nuestro reproductor: Jimi Hendrix, Janis Joplin, Bob Dylan, Simon & Garfunkel, Billie Holiday… Snyder, creador de 300, nos regaló Watchmen en 2009, la sorpresa llegó con su banda sonora.

Descubrí la película por casualidad, desconocedor del cómic no pude evaluar su parecido, su justicia poética, su perseverancia… Acudí al cine sin mácula. Asistí al espectáculo que Snyder propuso y saqué mis conclusiones. Pasado un tiempo pude volver a enfrentarme a la película en casa y paladeé los matices hasta el punto de necesitar refugiarme en su BSO. Algo extraño sucede con la composición. Habitualmente escribo apoyado en los acordes de las bandas sonoras, de casi cualquiera… El ‘casi’ lo marca Watchmen. No soy capaz de enfrentarme al folio en blanco si ella me guarda. Tal vez el sabor de la rabia de Rorschach se introduce en mi paladar, tal vez los acordes despiertan mis instintos más básicos, tal vez esta música se hizo para ser escuchada no oída.

Ilustración de Rorschach

Propiedad de Reprise Records (Warner Bros. Records)

Título Intérprete

Duración

1.

“Desolation Row” My Chemical Romance

3:01

2.

“Unforgettable” Nat King Cole

3:28

3.

“The times they are a changin” Bob Dylan

3:14

4.

“The sounds of silence”” Simon & Garfunkel

3:07

5.

“Me and Bobby McGee” Janis Joplin

4:31

6.

“I’m your boogie man” KC and the Sunshine Band

4:03

7.

“You’re my thrill” Billie Holiday

3:24

8.

“Pruit Igoe” y “Prophecies” Philip Glass

8:37

9.

“Hallelujah” Leonard Cohen

4:37

10.

“All along the watchtower” The Jimi Hendrix Experience

4:01

11.

“Ride of the valkyries” Budapest Symphony Orchestra

5:22

12.

“Pirate Jenny” Nina Simone

6:39

                   Total      54:04

Algunas veces hay que hacer un gran esfuerzo para explicar una película, otras basta con recurrir a la misma:

“Permanecí ahí, bajo la luz del fuego, abrasado por el calor. La mancha de sangre en mi pecho era como el mapa de un continente nuevo y violento. Me sentí purificado. Sentí como este tenebroso planeta giraba bajo mis pies, y supe cuál es ese secreto que solo los gatos conocen, ese que les hace gritar como bebés en la noche. Miré al cielo a través del intenso humo lleno de grasa humana y vi que dios no se encontraba ahí. Vi esa oscuridad fría y vacía que se extiende hasta el infinito, vi que estamos solos. Vivimos nuestras vidas, puesto que no tenemos nada mejor que hacer. Más adelante, ya les buscaremos un sentido. Venimos de la nada; tenemos hijos, que se encuentran atados a este infierno al igual que nosotros, y volvemos a la nada. No hay nada más. La existencia es algo fortuito. No hay ningún patrón salvo el que imaginamos cuando nos quedamos mirando fijamente durante mucho tiempo. No tiene ningún sentido, salvo el que decidimos imponer. Este mundo que vaga a la deriva no esta moldeado por vagas fuerzas metafísicas. No es dios quien mata a los niños. Ni es el destino el que los despedaza, ni es la casualidad la que se los da de comer a los perros. Somos nosotros. Solo nosotros. Las calles hedían a fuego. El vacío respiraba con fuerza en mi corazón, convirtiendo sus ilusiones en hielo, haciéndolas añicos. Entonces renací, libre de garabatear mi propio diseño sobre el lienzo en blanco, en cuestiones morales, que es este mundo. Era Rorschach”

Extracto de la película Watchmen. Propiedad de Warner Bros. Pictures
Propiedad de Reprise Records (Warner Bros. Records)

Roberto Prada

Anuncios

Acerca de Roberto Prada

Periodista en ciernes. Soñador reflexivo, pensador a tiempo completo. Me gusta el cine. Escribo acerca del bien y del mal lo mejor que sé. Divulgo, comparto y opino. No soy buen tipo, no intento serlo. Gracias por compartir experiencias conmigo.
Esta entrada fue publicada en BSO de cine y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario, me interesa conocer tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s